PERSONERIA JURIDICA EN TRAMITE: 7965053

Santiago del Estero 1927 - Dto. 1 Of.3 - C.A.B.A.

 

 
 

Di Tella en los medios



 



Casi un tercio de los argentinos ha sido víctima de un delito en el último año, elevando el nivel de inseguridad de o de “sensación de inseguridad” que se vive en nuestro país. Los números que muestran el deterioro de la seguridad en la Argentina y los problemas que llevan a no ser optimistas al futuro

Los hechos delictivos que cada vez con mayor violencia y frecuencia se cometen en nuestro país, abrieron el debate en la sociedad, que busca soluciones a un problema que se ha visto acrecentado por los hechos de inseguridad que se viven en forma cotidiana, pusieron como nunca antes un tema tan delicado como la inseguridad en el tapete de la discusión política.

Todas las encuestas que se han realizado respecto a esta problemática, marcan que casi un tercio de los argentinos ha sido pasible de un delito o por lo menos algún miembro del grupo familiar fue víctima de un delito en los últimos 12 meses, registrándose el valor más elevado de la historia reciente de nuestro país.

En la Argentina hay un montón de factores que contribuyen a que la inseguridad continúe en aumento en vez de disminuir, y el principal de ellos es la pobreza y la miseria que siguen descendiendo a niveles alarmantes, que es el principal caldo de cultivo para que las personas salgan a delinquir. Si a una persona, le cierran las puertas en todas sus posibilidades, es más pasible que esté inclinado a cometer acciones delictivas, que aquel que tiene todas las armas para un crecimiento ordenado.

Aumento de la violencia

Ante el creciente avance de la inseguridad en nuestro país, y luego de los hechos delictivos que vienen siendo portada de los principales medios de la Argentina, las políticas de seguridad encarnada por el gobierno nacional y los provinciales, ha vuelto a ser puesto en tela de juicio, reclamándose cambios urgentes que brinden una solución rápida a tan dramático problema que vive la sociedad.

El Laboratorio de Investigaciones sobre Crimen, Instituciones y Políticas de la Universidad Torcuato Di Tella, efectuó un trabajo en el mide el Índice de Victimización (IVI), que es cuantificar la cantidad de hogares que sufrieron al menos un delito en los últimos 12 meses, sean estos eventos denunciados o no a una autoridad competente. La medición de marzo indica que el 32.3% de los hogares encuestados fueron víctimas de algún delito, 5.4 puntos por sobre el registro de marzo de 2008. Es decir, la tasa anual de crecimiento del IVI fue de un 20.1%.

La tasa de victimización registrada en el Gran Buenos Aires (33.3%) y la que agrupa los aglomerados urbanos de Gran Córdoba, Gran Mendoza, Gran Rosario y Gran San Miguel de Tucumán (36.7%), superaron el IVI nacional en 1.0 y en 4.4 puntos porcentuales respectivamente. Mientras que en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (30.7%) y en los 34 centros urbanos (29.7%) restantes el IVI fue menor al promedio nacional, en 1.6 y 2.6 puntos porcentuales respectivamente.

Índice de Victimización (IVI) durante el mes de marzo

IVI Nacional 32,3%
Gran Buenos Aires 33,3%
Capital Federal 30,7%
Tucumán, Rosario, Córdoba, Mendoza 36,7%
34 centros urbanos 29,7%


Fuente: Laboratorio de Investigaciones sobre Crimen, Instituciones y Políticas. Universidad Torcuato Di Tella

Ante estado de situación, la Agencia de Noticias CNA, se puso en contacto con el presidente de la ONG Fiscales sin Fronteras, Eduardo Guarna, quien aseguró que “la Argentina está todavía dentro del marco tolerable dentro de América Latina, no tiene el crecimiento de las Maras como Centroamérica; no tiene todavía un crimen organizado instaurado, como los carteles mexicanos o colombianos, sin perjuicio de que se empezó a ver en la Argentina la presencia de estos personajes”.

“En la Argentina ha aumentado muchísimo lo que son los delitos de violencia doméstica, también lo que es el delito sexual, mucho más inclusive que lo que son los homicidios; y esto es preocupante, porque hay que ver cual es la tendencia que está existiendo, y justamente sobre eso es que hay que operarla”, expresó el ex defensor del pueblo adjunto de la Ciudad de Buenos Aires.

Para Guarna, uno de los temas centrales que se deben tratar para frenar la inseguridad, es el de la Justicia, que no se encuentra acorde a las circunstancias que hay en la actualidad, ya que “lo que tenemos es una justicia burocratizada, tenemos mucha justicia, muchos fiscales, muchos jueces, muchos defensores, pero cuando la aplicación de los recursos está mal orientado, vamos al fracaso. Si vamos a tener un fiscal, un juez y un defensor, que va a perseguir a alguien por un robo sin armas, hurto, o sea, un robo simple, no es lo mismo que tener un fiscal, un juez o un defensor para delitos de mayor cuantía”.

IVI según tamaño de la ciudad de residencia. Marzo 09

500 mil habitantes o más 33,4%
De 100 mil a 500 mil habitantes 26,1%
De 10 mil a 100 mil habitantes 18,7%

Fuente: LICIP. Universidad Torcuato Di Tella

El trabajo realizado por el Laboratorio de Investigaciones sobre Crimen, Instituciones y Políticas, también remarca que en la medición del mes de marzo muestra que el IVI en centros urbanos con menos de 100 mil habitantes es sensiblemente menor al valor registrados en ciudades medianas (26.1%) y en ciudades con más de 500 mil habitantes (33.4%). En marzo la victimización en las ciudades grandes superó en 7.3 puntos porcentuales a la de las ciudades medianas.

Como puede verse, es un tema que no tiene “sensación de inseguridad”, sino que es algo que está en la gente, que ve como pasan los gobiernos con diferentes signos políticos, que con sus distintas políticas de seguridad, todavía no han podido dar en el meollo del asunto, que sigue sin solución y es el principal problema para toda la sociedad.

Manual del delito

La Consultora Ipsos-Manuel Mora y Araujo, en su trabajo realizado durante el mes de marzo, remarca que la principal preocupación para los argentinos es la inseguridad y la delincuencia, seguido por la desocupación, educación, economía y la inflación, lo que marca que la situación económica ha pasado a un segundo plano, pasando el de la seguridad a ser la causa central que deja sin dormir a la mayoría de los argentinos.

El informe efectuado por la Torcuato Di Tella, señala que entre los hogares que sufrieron un crimen, el 46.1% fue víctima de robo con violencia y el 24.0% lo fue de hurto de objetos personales. El 8.0% y el 4.4% de los hogares victimizados sufrieron robo de viviendas y de automotores, respectivamente.

El IVI asociado al robo de viviendas y al robo de automotores de marzo fue 2.3 y 0.8 puntos porcentuales menor a los registros de marzo de 2008. Por otro lado, el incremento anual del IVI correspondiente al hurto de objetos personales y al robo con violencia del mes de marzo de 2009, fue de 2.6 y 3.7 puntos porcentuales respectivamente. En relación a los registros de febrero de 2009, el IVI de robo con violencia se incrementó en 3.0 puntos, el hurto de objetos personales en 1.0 puntos porcentuales mientras que el robo de viviendas ha disminuido en 1.2 puntos porcentuales. Finalmente, el IVI asociado al robo de automotores no ha experimentado cambios.

Participación relativa de cada delito en el IVI Nacional

Robos con violencia 46,1%
Hurto de objetos personales 24,0%
Robo de viviendas 8,0%
Lesiones o amenazas 5,3%
Robo de automotores 4,4%
Robo de motos 1,8%
Robo de objetos de vehículos 1,0%
Otros 9,4%

Fuente: LICIP. Universidad Torcuato Di Tella

Eduardo Guarna, quien fuera Inspector de Cárceles durante la gestión de Gustavo Béliz al frente del Ministerio de Justicia en la primera etapa del kirchnerismo, afirma que “en toda América Latina, y la Argentina no queda al margen de ella, se está viendo un gran aumento de los adolescentes en la comisión de delitos”.

“Esto se debe a una falta de visión de inserción en el futuro; entonces hoy por hoy viven el día a día, que trae el jugarse por el todo, con lo cual no hay sistema que pueda combatir y proteger este tipo de actitudes que tiene la minoridad. Cuando alguien está jugado, y jugado quiere decir que puede matar y puede morir, no hay sistema judicial que pueda contener”, enfatiza Guarna.

El prestigioso abogado, sostiene que “la inseguridad existe desde que nacemos. Desde que salimos del cuerpo de nuestra madre los seres humanos estamos pasibles a la inseguridad y los vaivenes que puede tener una vida. Hay que afrontarla, mirarla de frente y tratar de encontrar las soluciones, y cuando un individuo se para de frente al problema e intenta junto con otro encontrar una solución, es lo mejor que puede pasar”.

IVI por nivel educativo del encuestado

Primaria 22%
Secundaria 34,7%
Terciaria / Universitaria 40,8%

Fuente: LICIP. Universidad Torcuato Di Tella

De los hogares que sufrieron un crimen, el 46.1% fue víctima de robo con violencia y el 24.0% lo fue de hurto de objetos personales. El 8.0% y el 4.4% de los hogares victimizados sufrieron robo de viviendas y de automotores, respectivamente. El robo de viviendas y de automotores fue 2.3 y 0.8 puntos porcentuales menor a los registros de marzo de 2008. Por otro lado, el incremento anual del IVI correspondiente al hurto de objetos personales y al robo con violencia del mes de marzo de 2009, fue de 2.6 y 3.7 puntos porcentuales respectivamente. Finalmente, el IVI asociado al robo de automotores no ha experimentado cambios.

El IVI por nivel educativo revela que los hogares en donde los encuestados reportaron educación universitaria son más propensos a sufrir algún delito (40.8%), seguidos por los hogares en donde el nivel de educación reportado por el encuestado fue secundaria (34.7%) y primaria (22.7%). Cabe aclarar que la categoría “Primaria” incluye primaria incompleta y completa, lo mismo es válido para “Secundaria” y “Terciaria/Universitaria”.

Entre los encuestados que respondieron las preguntas del LICIP, y que afirmaron ser personalmente víctimas de un robo con violencia, el 71.5% consideró, según su percepción, que el delito fue ejecutado por mayores de edad. En el 62.8% de los casos, el robo fue consumado por dos o más agresores y el 97.8% de los delitos fue cometido por hombres. Al menos el 50% de los robos con violencia involucró el uso de algún tipo de arma (el 40.1% fue con armas de fuego, el 8.9% armas blancas y el 1.0% con elementos contundentes). Sin embargo, el 81.6% de las víctimas no resultó herida, aunque un 13.3% sufrió heridas leves y el 5.1% de las víctimas resultó gravemente herida.

Un problema complejo el de la inseguridad, que requiere de soluciones concretas y rápidas, para poder acabar de esa manera con uno de los flagelos que socavan a la sociedad argentina. La inseguridad no es un tema que pueda resolverse en el corto plazo o mediano plazo, sino que llevará varios años, pero el gobierno sí puede llevar adelante políticas que sirvan para prevenir los delitos. Si se escuchan a todas voces especializadas en el tema y no sólo la de los amigos, la inseguridad que se vive en el país se puede llegar a contrarrestar con políticas públicas que tiendan a la disminución de los delitos en las calles.

Una cuestión complicada que divide las aguas en la sociedad argentina, y el gobierno no se ha mantenido al margen de este tema, por lo cual lo que se implemente de cara al futuro, tendrá injerencia en la seguridad y la vida de millones de argentinos, que esperan vivir en paz y sin problemas su vida en nuestro país.

 

 


Autor: Rodolfo Cerminara
Visitas: 22

Noticias Destacadas

La importancia de los buenos hábitos alimenticios en la infancia

Tasa de inflación a nivel mundial de 2015 a 2027

 

 

 

whatsapp

Diseño Web y Hosting WDLHOSTING Todos los derechos Reservados

ecoestadistica.com